Existe una innumerable cantidad de estrategias publicitarias para ayudar a tu empresa a generar más ventas o simplemente dar a conocer un producto o servicio. Una de ellas son los productos promocionales que, además de ser mucho menos costosos que otras estrategias de marketing, se han convertido en una herramienta elemental para permanecer en la mente del consumidor.

Los productos promocionales son productos de regalo que contienen el logo de tu empresa, al igual que se le otorga un beneficio al cliente.

Marketing experiencial

Los productos promocionales más utilizados por las empresas, según el Departamento de Investigación de Merca2.0, son los bolígrafos con el 15.1%, seguido por las bolsas ecológicas con un 7.9%, los llaveros con 7.5%, los calendarios con 7.2% y los termos con 7.1%. Otros productos que también son populares dentro de la estrategia publicitaria son las tazas, gorras y las memorias USB. Este estudio también reveló que los clientes relacionan los productos promocionales con cinco objetivos principales:
1. Recordar la marca.
2. Agradecer al cliente.
3. Vender más.
4. Generar una compra.
5. Desarrollar relaciones de negocio.

¿Cómo aprovechar los productos promocionales en tu empresa?

La finalidad de utilizar productos promocionales es, además de permanecer en la mente de los consumidores, reforzar el engagement, y para ello existen elementos básicos que ayudarán a tu empresa a aprovechar esta estrategia de marketing.

Primero que nada, es fundamental asegurarse de que cada artículo incluya el logo de la empresa e información de contacto, por ejemplo, la página web. También es importante recurrir a productos promocionales que encajen con las tendencias del mercado, es decir, buscar productos que complementen a tu empresa y que los clientes puedan utilizar diariamente. Otra forma de utilizar esta estrategia de marketing es crear concursos donde el ganador obtenga productos de edición limitada, y así generar mayor engagement con el cliente.

Los productos promocionales también pueden servir para hacer que los clientes consuman más de lo habitual, esto funciona ligando ciertos productos con los productos promocionales, así el cliente recibe mayor cantidad de producto y tu empresa obtiene mayor ganancia. Además, con estos productos puedes recompensar a tus empleados y demostrarles un mayor compromiso, así ellos se sentirán motivados e incluso llegar a aumentar su productividad. Igualmente puedes recompensar a tus clientes más fieles, aquellos que compran de manera repetida o que adquieren los productos más caros, regalándoles productos promocionales y así reforzar la relación entre el cliente y tu empresa.